En el nombre de la eco-sostenibilidad

En los últimos cinco años Epta ha invertido en la innovación más de 50 millones de euros. Un compromiso que se refleja en cada uno de los proyectos y de los procesos de fabricación: por eso hemos adoptado el método científico LCA (Life Cycle Assessment), que mide el impacto ambiental de cada producto, considerando atentamente cada fase de su existencia, desde la producción, pasando por su instalación y mantenimiento, hasta su disposición final.

El equipo que se ocupa de Investigación y Desarrollo cuenta actualmente con una plantilla de aproximadamente 100 ingenieros, aplicadas en el estudio de tecnologías de vanguardia, como el virtuoso caso de las instalaciones de refrigeración a CO2. El CO2 es un refrigerante natural con GWP (potencial de calentamiento global) igual a 1, muy bajo si lo comparamos con el tradicional R-404A usado en las instalaciones que es igual a 3.922.  Una filosofía aún más amplificada por la decisión de desarrollar políticas ecológicas innovadoras que apunten a la realización de fábricas con impacto cero.  También en materia de capacitación, la Compañía todos los años promueve jornadas de actualización para formar profesionales en el Centro de Formación CO2 EPTA de Inglaterra. Además, una plataforma de e-learning pone al alcance del personal de la empresa aproximadamente 23.000 horas de entrenamiento al año.

Para mas información sobre los temas seguridad y medio ambiente, escriba Ud. a la siguiente dirección: safety&environment@eptarefrigeration.com