EPTA VUELVE A LA GRAN PANTALLA CON MASTERCHEF ITALIA

22/12/2015

Las marcas del Grupo Epta: Costan, Eurocryor y Misa protagonistas de la esperada quinta temporada de MasterChef Italia, retransmitida a partir del jueves 17 de diciembre en SkyUno HD. Muchas las novedades,  empezando por la participación del nuevo miembro del jurado, el famoso Antonino Cannavacciuolo que se unirá al histórico trío compuesto por los cocineros distinguidos con estrellas Michelin, Carlo Cracco, Bruno Barbieri y al célebre emprendedor de la restauración Joe Bastianich, llamados a decidir, también este año, quién será el nuevo talento italiano que conquistará el anhelado título de MasterChef italiano.

Tras el éxito de las ediciones anteriores, MasterChef Italia confirma la colaboración con Epta y selecciona los equipos refrigerados de Costan, Eurocryor y Misa para el “templo de la cocina”. Una colaboración que sienta sus bases en la innovación y la calidad, que refleja ampliamente el concepto de Epta “The Epta Way UP: preserving food value” que, mediante soluciones tecnológicamente avanzadas, asegura una presentación esmerada y la máxima seguridad de los alimentos, promoviendo el valor.

Las cámaras frigoríficas Misa garantizan la mayor frescura de los ingredientes a disposición de los concursantes; disponen del innovador sistema antibacteriano Epta Food Defence con iones de plata. Combinación perfecta de estilo y tecnología, las soluciones Eurocryor contribuyen a mantener inalteradas las características organolépticas y estéticas de los alimentos en la “Despensa” más famosa de Italia y su diseño cautivador ayuda a crear una escenografía de gran encanto y a exaltar la calidad de los delicados productos expuestos. Además, la máxima visibilidad y la presentación impecable aseguradas por los mostradores refrigerados Costan desempeñan un rol fundamental para ayudar a los aguerridos concursantes a identificar, en el menor tiempo posible, todos los ingredientes necesarios para la preparación perfecta de las obras maestras gastronómicas que deben crear para la prueba de invención y, sobre todo, para la muy temida prueba de presión final, cuando tendrán a disposición solo algunos segundos para hacer las compras.